Economía

Panamá levanta veda del camarón y se apresta a mantener exportación del crustáceo

La actividad en el año 2021, representó para el país $32.4 millones, convirtiéndose en el segundo producto de exportación

En el puerto de Vacamonte de 100 barcos industriales camaroneros y 329 barcos artesanales, con más de 1,487 tripulantes. Cedida

El pasado lunes, Panamá concluyó el primer periodo de veda del camarón, una actividad que en el reglón de exportaciones representó ese mes del año en curso, el envío de 617 mil kilos netos del crustáceo a destinos como Estados Unidos, Francia, Italia y Marruecos, entre otros

La actividad en el año 2021, representó para el país $32.4 millones, convirtiéndose en el segundo producto de exportación

En el puerto de Vacamonte de 100 barcos industriales camaroneros y 329 barcos artesanales, con más de 1,487 tripulantes. Cedida

El pasado lunes, Panamá concluyó el primer periodo de veda del camarón, una actividad que en el reglón de exportaciones representó ese mes del año en curso, el envío de 617 mil kilos netos del crustáceo a destinos como Estados Unidos, Francia, Italia y Marruecos, entre otros.

Para la faena de 2022, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), registró el zarpe en el puerto de Vacamonte de 100 barcos industriales camaroneros y 329 barcos artesanales, con más de 1,487 tripulantes.

La actividad en el año 2021, representó para el país $32.4 millones, convirtiéndose en el segundo producto de exportación, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República.

Para cumplir con los estándares internacionales, el pasado jueves 7 de abril, el titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama en conjunto con la administradora general de la ARAP, Flor Torrijos y sus equipos de trabajo, inspeccionaron las embarcaciones camaroneras para corroborar el Dispositivo Excluidor de Tortugas (DET’s), para garantizar la pesca responsable y sostenible.

El primer período de veda del camarón en 2022 comenzó el pasado 1 de febrero y finalizó el 11 de abril, tiempo en que el recurso se encuentra en período de reproducción, ya que la suspensión de captura garantiza su sostenibilidad. La veda se realiza dos veces al año.

A través de una nota de prensa, Torrijos, indicó que “de esta manera y luego de 70 días de veda, la ARAP realizó los operativos correspondientes con la finalidad de que ninguna embarcación haya ignorado la norma y así poder iniciar sus actividades pesqueras en alta mar sin inconvenientes”.

Levantada la veda los barcos podrán capturar camarón de mar y comercializarlo, sin que la ARAP emita una Certificación de Inspección Ocular; además podrán transportar camarones marinos, sin el respectivo salvoconducto de veda del camarón que se emite durante la veda.

MÁS INFORMACIÓN