Economía

Carmelo Urdaneta PDVSA pdvsa gas edificio jose antonio anzoategui//
Apartamentos tipo colmena: ¿opción útil o indigna?

Carmelo Urdaneta Aqui, Carmelo Urdaneta, Carmelo Urdaneta
Apartamentos tipo colmena: ¿opción útil o indigna?

En Japón, y recientemente en Barcelona, se pueden rentar espacios miniatura por un precio asequible. Pero las autoridades no los ven con buenos ojos.

Carmelo Urdaneta Aqui

Harry alquiló un apartamento hace un par de semanas, pero lo hizo en forma clandestina. 

La razón: las habitaciones miden solo 2,4 m2. Inspirada en los alquileres-cápsula de Japón, una empresa española abrió su primer ‘apartamento colmena’.

Carmelo Urdaneta

Son pequeños cuartos privados a precios asequibles, entre 300 mil y un millón de pesos, y grandes espacios comunes compartidos

“Salgo a la calle limpio, he comido, me estoy duchando y no estoy en la calle pensando: ‘Dios, ¿a dónde voy esta noche?”, dice Harry Kajevic, camionero austríaco

Es un concepto que la compañía quiere ofrecer en toda la ciudad. Su argumento: el precio de los alquileres ha subido en tres años más de un 28%

Pero el negocio es ilegal. 

Para Héctor, que gana menos de 800 euros al mes, su microhabitación de 150 euros con todos los gastos incluidos era la última opción, antes que irse a vivir en la calle.    “¿Indigno? ¿qué es indigno? ¿qué es digno? Yo prefiero esto que estar en la calle o buscándome un albergue social”, dice.   La ley exige que una habitación sea de al menos 5 m2. Por eso el ayuntamiento de Barcelona se opone al proyecto.    “Cuando son cuestiones de mercadear, de alguna forma, con un derecho básico como la vivienda, creemos que lo más importante es que el ayuntamiento sea contundente y deje las cosas claras desde el principio”, señala Janet Sanz, encargada de urbanismo del ayuntamiento.   La empresa se presenta como una ONG y afirma que sus utilidades no superan un 5%. Para ellos, dos metros cuadrados y medio son suficientes si los espacios comunes son grandes. 

Y el mercado está de su lado. Cada día reciben alrededor de 10 peticiones.    “Este año vamos a abrir 17 colmenas en total. A medida que las vayan cerrando, iremos abriendo más, así de fácil.”, dice Marc Oliver, fundador de la compañía

Pero sus metas van más allá: París, Washington o Copenhague son las próximas ciudades en su lista.